• dibco1 2020 discusionfsm input79 es

last modified January 11 by facilitfsm

DIBCO1 initiative FSM/WSF | >>      

Discussion 2020ES  |  Index  |    

>  

ContactES    

 | @-1   @+1  |  Comment 
Dibco-seul-mini.png   EN - ES - FR - PT 

FSM -20 AÑOS Y MEMORIA


Está escrito en el Estadio Nacional de Santiago donde el régimen de Pinochet encarceló y asesinó a miles de opositores políticos:

"UN PUEBLO SIN MEMORIA ES UN PUEBLO SIN FUTURO"

La celebración de los 20 años y la discusión sobre el futuro del Foro Social Mundial me animó a compartir un poco la memoria y la historia de esta importante iniciativa. Creo que puede ayudar reflexionar sobre el presente y el futuro, para quienes han seguido esta historia desde el principio y para quienes se han incorporado a lo largo del tiempo.

Fue en enero de 2000 en París con mi esposa Mara. El Foro Económico Mundial estuvo en todos los medios proclamando el triunfo del neoliberalismo y acusando a los opositores de no tener una propuesta alternativa. Mi extrema incomodidad me hizo tener una idea: ya que existe el Foro Económico Mundial que proclama que la economía neoliberal resolverá todos nuestros problemas sociales, ¿por qué no crear un Foro Social Mundial que privilegie las condiciones sociales, que demuestre que hay alternativas, que un Otro modelo de economía y sociedad es posible y que uniría a quienes creen en esta idea para articularse, reducir nuestra fragmentación, formar alianzas y alianzas para ganar poder político y fuerza para hacer factibles sus propuestas, para hacer cambios. Y que se llevó a cabo al mismo tiempo en Davos para demostrar que necesitamos y tenemos opciones que tomar.

Compartí la idea con Mara, mi esposa. Le pregunté si la idea no era demasiado loca, demasiado ambiciosa. Ella me dio mucha fuerza para continuar. Llamé a mi amigo Chico Whitaker (por quien siempre tuve mucho respeto y admiración) que, casualmente, estaba en París con su esposa, Estela. Chico había sido un asilo político en Francia y todavía tenía una familia allí. Le gustó la idea y decidimos ir a hablar con nuestro conocido Bernard Cassen, de Attac y Le Monde Diplomatique. Era yo, Mara, Chico y Estela. A Bernard también le gustó la idea y sugirió Porto Alegre por sus innovadoras políticas sociales como un sitio de foro. De regreso a Brasil, llamé a mis conocidos Raúl Pont, alcalde de Porto Alegre, y Olívio Dutra, gobernador de Rio Grande do Sul. A ambos les gustó la idea y se comprometieron a brindar apoyo logístico.

Chico, como Comisión de Justicia y Paz de Brasil, y yo, en representación de Cives, nos reunimos en la oficina del Instituto Ethos (entidad que presidí en ese momento) en São Paulo representantes de CUT, MST, Attac Brasil, Abong, Cives, Comisión Brasileña de Justicia y Paz, Ibase y Global Justice Center. Estas 8 entidades estuvieron de acuerdo con la propuesta y formaron el primer grupo operativo del FSM. Sigo sosteniendo la mesa de esa histórica reunión hasta el día de hoy.

Obtuve US $ 200 mil de la Fundación Ford, que hizo una secretaria ejecutiva alojada en las oficinas de la Ação Educativa en São Paulo. Fuimos a Porto Alegre y negociamos las instalaciones de la PUC (Universidad Católica) para albergar el primer Foro. Junto con Bernard, movilizamos nuestras redes internacionales en varios países y en julio de 2000 en Ginebra (aprovechando una reunión de la ONU sobre desarrollo social) el lanzamiento internacional. Junto a varios participantes de esta red internacional, formamos la primera IC y en un trabajo colectivo redactamos la Carta de Principios.

La Carta de Principios y la nueva e innovadora metodología organizativa y política que brindó espacio para todos, sin jerarquizar temas y entidades, facilitando procesos de promoción de vínculos y alianzas, privilegiando el protagonismo de las organizaciones y no de un poder central que lo manda todo, fueron pensados y elaborados colectivamente y aprobados por unanimidad por todos los miembros de la IC.

En enero de 2001 se lanzó el FSM en Porto Alegre con 40 mil participantes, 100 mil en 2002 y 150 mil en 2003. Fue el comienzo de un largo proceso. El mapa político de América Latina, que en 2001 era mayoritariamente de derecha, ha cambiado por completo. El lema "Otro mundo es posible" se desarrolló en "otra América Latina es posible", "otro Brasil es posible", etc. La manifestación contra la guerra en Irak organizada por entidades del FSM movilizó a millones de personas y logró disuadir a algunos países europeos de participar en la guerra. El FSM se ha extendido por todo el mundo. Las articulaciones de la Primavera Árabe tuvieron lugar en los distintos foros de África. Dentro y fuera del FSM, los movimientos ecologistas, de mujeres, indígenas, antirracistas, pueblos oprimidos como el pueblo palestino, cobraron fuerza y amplitud. El proceso del FSM se desarrolló en varios foros mundiales, regionales, nacionales, locales y temáticos.

Son innumerables las iniciativas, alianzas, redes y asambleas que se iniciaron en los foros. Se han establecido muchas conexiones y relaciones. Nuestra fragmentación ha disminuido. Hasta el día de hoy, recibo muchos informes de personas que cuentan cómo nació su iniciativa, su red en un foro determinado. Por no hablar de las citas, matrimonios, colegialidades y amistades que se establecieron, tan importante para mejorar las relaciones de confianza, afecto y calidad en la convivencia humana e incluso en las relaciones políticas.

Logramos superar diferencias en la discusión sobre la diferencia de protagonismo entre los movimientos sociales y las ONG, espero que podamos superar los desacuerdos que han surgido en algunos episodios en relación a la aplicación de la Carta de Principios. Después de todo, creo que tenemos los mismos objetivos, estamos en el mismo campo ideológico. La lucha por el poder ha debilitado en muchas ocasiones a la izquierda y estoy seguro que con el diálogo y la buena voluntad podemos superar nuestras diferencias. Tuvimos problemas logísticos en algunos foros que sirvieron como experiencia de aprendizaje. Pero creo que el balance general es muy positivo.

Hay iniciativas para renovar el FSM. Son importantes y merecen avanzar. Creo que las mejoras siempre son posibles y son bienvenidas. Espero que el debate y las orientaciones sean positivas y que la renovación apunte al progreso, a la mejora, que creo que es el deseo de todos. Y que aprovechen las experiencias y conocimientos acumulados, de los aciertos y fracasos.

No olvidemos que el FSM es un medio y no un fin en sí mismo. Un debate sobre nuestras estrategias, identificando nuevos desafíos y oportunidades, y qué FSM se adapta mejor a estas estrategias sería muy productivo, facilitaría y haría las discusiones más objetivas. Fue a partir de esta reflexión que se construyó el FSM, la metodología y la Carta de Principios. Creo que las nuevas generaciones, mujeres, negros, indígenas, grupos marginados y perseguidos en varios países, que se están organizando, fortaleciendo y reaccionando, que valoran la diversidad, que quieren ser protagonistas, ciertamente tendrían mucho que aportar. para este debate.


Pertenezco a la vieja generación que jugó un papel, luchó, intentó, acertó y se equivocó en su activismo. Tengo muchas esperanzas de que las nuevas generaciones puedan aprender de estos éxitos y errores y llevarnos a un mundo mucho mejor.

Finalmente, al celebrar el vigésimo aniversario del FSM, me gustaría presentar mis respetos a Mara, Chico y Estela, Bernard Cassen y al personal de Le Monde Diplomatique y Attac France, a los miembros de las 8 organizaciones del primer grupo operativo, la Fundación Ford, a Raúl Pont y Olívio Dutra, a los integrantes del primer CI, a los gobernadores y políticos que de diversas formas apoyaron y apoyan los distintos foros respetando el rol de la sociedad civil, a todos los que creyeron en la idea y ayudaron, apoyaron y participaron en los importantes primer Foro que inició el proceso, a colectivos y miles de activistas que organizaron y participaron en los distintos foros posteriores y dedicaron su vida a luchar por un mundo mejor. Sin todos y sin todos, sin ellos y sin ellos, no tendríamos el FSM y la idea inicial y la propuesta original no se materializaría y el mundo sería un lugar peor.


Oded Grajew